Conozca a nuestros autores...
Publica tu libro 
Ya está a la venta...
Para residentes dentro de los Estados Unidos
Para residentes fuera de los Estados Unidos

Mariela Bernal Camps nació en la ciudad de Pinar del Rio, Cuba y llegó a Estados Unidos junto a su familia en el año 1967.

​Al llegar a Miami fueron a vivir a la ciudad de Elizabeth, New Jersey. Allí a la corta edad de quince años, comenzó a escribir sus primeros poemas. Terminó sus estudios secundarios y su primer año universitario en esa ciudad.

En el año 1973 se despidió tristemente de New Jersey y se mudó junto a su familia a la ciudad de Miami. Continuó sus estudios universitarios y se graduó en psicología, francés y educación primaria, pero su primer trabajo fue después de terminar sus estudios en un banco. Treinta y ocho años más tarde, se pudo decir que ha hizo una carrera bancaria. Fue Vice Presidente y gerente de uno de los bancos locales en Miami, Florida.

Mariela tuvo dos hijos y cuatro nietas, estuvo muchos años sin escribir, pero retomó su pluma y escribió poemas, también reflexiones de la vida, lo que escribió con mucho humor y un toque de sorpresa. Se destacó en la poesía costumbrista, cuentos cortos y cuentos infantiles, con los cuales deleitó a sus nietas.

Mariela en su tiempo libre disfrutó del arte en muchas de sus expresiones, pues le gustaba pintar, hacer manualidades, arreglos florares, cocinar y asistir a conciertos, tertulias y obras de teatro. También ha contribuyó con la escenografía de un show mensual en un teatro local.

Mariela sobre todo amó a la vida y nos dijo:

«Mis hijos y nietas son mi amor y mi vida, ellos y mi pluma son las huellas que un dia dejaré atrás representando mi esencia, mientras continúo hacia el final del camino».

Pero en este poemario, no solo vamos a disfrutar de la poesía costumbrista, Mariela nos regala un amplio abanico dentro del género poético. Ella va desde la rima hasta el verso libre, e incursiona de manera magistral en la prosa, donde nos presenta pequeñas historias, capaces de hacernos reflexionar con un objeto tan insignificante como lo es un “botón”, un objeto cualquiera, que la poeta se encuentra en un estacionamiento y que al mirarlo, su imaginación es capaz de tejerle una vida.

Mariela, además de una poeta, es una artista de las letras, es una cronista de su tiempo. En su prosa y en su poesía nos cuenta su vida y la de los demás, ella recrea con versos y con frases lo cotidiano de la existencia; como cuando dice:

Hoy me siento jueves
ya viví el principio de mi semana
disfruto a plenitud este día
sin preocuparme de mañana.

Hoy me siento jueves
el viernes, solo Dios sabe,
el sábado está tan lejano
y el domingo quizás no llegue.

Con tan simples versos, la poeta es capaz de hacernos ver que la vida no es más que el presente… no sabemos mañana…

La poesía de Camps, profundiza y llega de un modo legítimo, sin dobleces y sin pretensiones, ella llega porque sale del corazón, tanto cuando el dolor y la desolación de la existencia real se adentra en la poeta, como cuando el humor y la gracia de un ingenuo erotismo, se apodera de su momento creativo para hacernos llegar una franca sonrisa, como lo logra cuando expresa:

Ella no dejaba de admirar
Al seductor y bello exponente
Este si que lo va a gozar
Está mejor que el propio Vicente.

Lo que siente no tiene nombre
La calienta y la provoca
Solo de mirar a este hombre
Se le hace agua la boca.

A la cama lo lanzó
Pa’ disfrutarlo todito
Y gozó tanto gozó
La pasó de grito en grito.

Murmullos del corazón. Humor, amor y dolor, es un exquisito libro que engalana nuestro catálogo editorial, y que sin lugar a dudas, ubica a su autora en un reconocido lugar de la literatura actual.

PEDRO PABLO PÉREZ SANTIESTEBAN
Editorial Voces de Hoy