Conozca a nuestros autores...
Publica tu libro 
¡Ya está a la venta!!!

Un mundo de amor y de recuerdos se va tejiendo suave sobre las líneas de esta Luna de otoño, proyectando una luz que se mece entre el aroma silvestre del lejano campo y las olas azules del espumoso mar. Bajo esa luz iremos recorriendo la vida de Gioconda, autora del presente libro.

Escaparemos de una isla para adentrarnos por calles que marcan historias diferentes, paisajes que se irán calando poco a poco para convertirse en el presente, desde donde se evoca a un pasado. Iremos moviéndonos con el ritmo de un clima ajeno y diferente, donde el sol, la lluvia y la luna de otoño serán testigos de la vida de esta poeta innata y de otros personajes que se suman a la saga de esta novela en prosa.
 
Es un privilegio para mí haber entrado en esta intimidad marcada por la noche, y rebuscar en las profundidades de una mujer expuesta a las luces de su propia luna.

PEDRO PABLO PÉREZ SANTIESTEBAN
Editorial Voces de Hoy


Gioconda Carralero Dominicis

3 de Enero 1945, Holguín-Cuba.
Estudios realizados: Magisterio-Literatura y Español.
Libros publicados: Sexo, Muerte y Estrellas. Editorial vuelo Libre- Yucatán, México. Cartas a Daniel: Editorial José María Heredia. México, DF.
Crónica Hugo: Revista de Arte y Literatura. El Espejo del Perro. Ministerio de Educación y Ciencia- España.
Crónica Leo. www.Letralia.com
Poesías. www.palimpalem.com
Novela: Atardecer en Cuba. Editorial EDAMEX- libros para todos. México, DF.

















Sobre su obra...

ATARDECER EN CUBA

Lo cierto es que, a pesar de la tragedia y las pesadillas, los libros como el de Gioconda Carralero Dominicis seguirán siendo el pretexto, para que una horda de locos, en la cual me incluyo, sigamos ocupándonos en creer en las utopías aunque en ese sueño se nos vaya, muchas veces, la fe o, incluso, la vida. Esas utopías en las que seguiremos, como Gioconda sabiamente dice, “amando y peleando, creciendo y, quizás, floreciendo”, aunque a veces nos parezca que los esfuerzos son vanos y que ya no podemos creer en nada. Gioconda misma nos da la llave de su utopía personal:

”enseñar el amor y el respeto al hombre.” Propuesta que no es ningún secreto de estado, ya Benito Juárez lo proponía hace más de doscientos años: “Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho humano es la paz”.

Angélica Santa Olaya

Silvestre, pura, inocente y agreste es la palabra de Gioconda Carralero Dominicis en sus relatos sin grandes pretensiones ni desmedidas expectativas de connotada literata. Es la suya sencillamente una voz natural, fresca, de sentimientos cristalinos, semejante a un tranquilo regazo que fluye tranquilo en la inescrutable soledad del monte.

Alberto Lauro Pino




Para residentes dentro de los Estados Unidos
Para residentes fuera de los Estados Unidos