PARTO CUBANO - poemas y prosa poética

​​Con ese lenguaje sencillo y elocuente, donde no es necesario rebuscar en diccionarios para conocer el mensaje de cada uno de los versos, se va desarrollando con alto vuelo poético el mundo interior de ambas mujeres. Dos generaciones que unidas por el sublime sentimiento de madre e hija y de la poesía, vuelcan sobre las páginas de este libro, el yo interno de cada una de ellas. Y no se trata de una lucha entre titanes. No; más bien se trata de un acuerdo, de un pacto, donde ambas paren al unísono el dolor y el amor que las cobija, recordando aquella patria lejana que reposa sobre las tibias aguas de la nostalgia:

Pero nuestra Habana sigue allí aunque ya no estemos allá. Aunque a veces creo que ella está más aquí en nuestro recuerdo que en su sitio de caimán rebelde. Quién sabe si la raptamos con nuestra empeñada idea de soñarla ¡con los ojos abiertos!

Aylem

¿Dónde está mi paraíso?
¿Se ha derrumbado?
¡Hay tanto frío!
¡Estoy temblando!
¿Y el amor, amor de los amores?
¿Dónde está?
¿Me descuidé? ¿Se ha ido?
¿Y mi tierra? ¿Y mi mar?

Adiós al amor...
Adiós a Cuba...
¿Podré vivir sin ellos?

Amelia


                                                                                                  Pedro Pablo Pérez Santiesteban

Aylem Collazo Amador (la hija)

Cubana y habanera. Rebelde e irreverente. La necesidad de decir y contar la atormenta desde niña y la hace escribir sobre todo lo que la rodea y lo que siente.
Nacida en Centro Habana, vive en el barrio de Cayo Hueso hasta que emigra a los Estados Unidos en el 2004 por problemas familiares. Estudia toda su vida porque sus padres le enseñan a vivir múltiples vidas a través de los libros. Cree en la fortaleza física y emocional de las mujeres y en la posibilidad de luchar por los sueños propios aún en las peores circunstancias.

Amelia Amador Martínez (la madre)

Nació en Pinar del Rio, Cuba, un 27 de Abril. Dedicó gran parte de su tiempo a los estudios. Es maestra, pedagoga, psicóloga, y aunque culminó con un doctorado, considera que siempre se puede aprender más.
Ama especialmente a la familia. Tiene dos hijos: Aylem, psicóloga, con quien comparte la autoría de este libro, y Frank, diseñador industrial, que vive en N. York.
Cuba, su país, es centro de vivencias y sentimientos sin igual que lleva en su corazón.
El amor, el desamor, la reflexión sobre sí misma, llenan espacios profundamente sentidos de su vida. El amor a Dios ilumina y define su vida con serenidad y confianza sin igual.
¿Desea adquirir el libro?
Haga clic en la imagen de cubierta y lo llevará a la página donde podrá hacerlo.
¡Muchas gracias por su interés!​​
NUESTROS AUTORES