Conozca a nuestros autores...
Publica tu libro 
¡Ya está a la venta!
Anisia Isabel Bustelo nace en la Ciudad de la Habana, Cuba, un jueves 30 de diciembre de 1948.

A los 10 años comienza a estudiar piano en el Conservatorio “Amadeo Roldán” hasta que, algún tiempo después, un “arrebato pasional” la hizo cambiar el teclado por el Fagot, un instrumento de viento madera, de sonoridad grave y casi tan grande como ella, pero gracias al cual pudo permanecer por 5 años muy cerca de su amor platónico: el profesor.

En 1973, después de dos años como pianista acompañante en la Escuela Nacional de Arte, pasó a trabajar en la Radio Nacional, labor que la enamoró y la atrapó por más de 20 años. Allí comencé a escribir y todavía sigo en el intento ―afirma Anisia.

Paralelamente estudió Licenciatura en Historia del Arte en la Universidad de la Habana: etapa en la que no le dediqué mucho tiempo a la Historia pero, indudablemente, el Arte terminó por conquistarme por completo y para siempre ―nos comentó la autora de Código de familia.
Nombres que pueden resultar raros o poco comunes, alusivos a características personales o a peculiaridades de la personalidad, una cómplice comunicación con el pasado y el presente que nos recuerda lo real maravilloso de la buena literatura latinoamericana de los años sesenta, una suerte de abuela adorable que todos queremos tener y los presagios adivinatorios de un mal amor, son los componentes básicos de este simpático libro de lectura agradable y amena.

Es la impresión que me causa esta obra, donde la rica imaginación de la autora se evidencia en una narración anecdótica en la cual se van desgranando acontecimientos cotidianos, querellas, romances, recuerdos, historias de amores y desamores, cuyo eje central puede ser el descubrimiento de la infidelidad de un esposo o la manera agradable y jovial de ser de esa abuela tierna y comprensiva o la dignidad de una esposa herida que no perdona y cuyo orden se pierde en el caos que comienza a ser su propia vida después del engaño de que es víctima y que la lleva a ocultarse de miradas ajenas en el refugio de una sala que convierte en habitáculo para terminar rindiendo una sagrada veneración a aquel que tanto la ultrajó en su amor propio o sencillamente, es la tierna mirada a un pasado reciente visto por ese personaje omnisciente que es testigo mudo y presencial de todo. Esto y mucho más pretende sin pretender este libro cuya lectura se va sola, sin una interrupción que frene su lineal desarrollo.

MERCEDES ELEINE GONZÁLEZ
EDITORIAL VOCES DE HOY

Para residentes dentro de Estados Unidos
Para residentes fuera de Estados Unidos