Nació en Marianao, La Habana, Cuba, un 30 de noviembre.
Cursó estudios primarios en varias escuelas del Cotorro y San Francisco de Paula, en La Habana, Cuba. Su amistad con ABECEDARIO data de esa época. Con otros niños de la zona tuvo la oportunidad de tratar a Ernest Hemingway, el famoso vecino que entonces residía en la Finca Vigía, de donde hurtaban deliciosos mangos.
Reclutado por el Servicio Militar Obligatorio, se vio forzado a interrumpir sus estudios. No obstante, en 1967 obtiene los diplomas de Instructor de Conducción y de Conductor Mecánico. Deserta del ejército por temor a ser llevado a combatir en una misión internacionalista.
Fue capturado y condenado a pena de encierro que cumplió en la prisión militar del Castillo del Morro.
Ejerció de maestro de Secundaria Básica y director de escuela durante más de diez años.
A petición de su gran amigo ABECEDARIO, protagonista de este libro, se ha encargado de editar y publicar estas memorias donde se revela cómo la maquinaria judicial transforma la clasificación de los delitos de forma tal que todo constituye “una violación a la ley” y se tipifica al prisionero de “común o político" según la conveniencia gubernamental.
Ballester salió de Cuba en el año 1999. En los Estados Unidos recibe las memorias de ABECEDARIO, quien comenzó a escribirlas hace cuarenta y dos años. Hoy se hace realidad su sueño de verlas publicadas, aunque bajo seudónimo, debido a los riesgos de ser encarcelado nuevamente.

Esta obra de un condenado a muerte es uno de los testimonios más demoledores que se ha escrito sobre las cárceles cubanas. Su autor no es un escritor ni un político y está escrita con esas virtudes. La sinceridad sobre los hechos y la propia de la escritura trasciende cualquier objeción. Nunca antes un libro había reflejado el submundo carcelario total, de asesinos, delincuentes de todo tipo y presos políticos, que conforman la vida del protagonista en una estancia en el infierno que duró casi veinte años. Este libro que describe esa vida en las sombras y denuncia la represión más allá de sus esbirros es un acto de justicia.

León de la Hoz , en la presentación del libro

El libro se encuentra AGOTADO
NUESTROS AUTORES
Alfredo A. Ballester