Publica tu libro 
Conozca a nuestros autores...
Fotografía de Eduardo Monzón
¡Ya está a la venta!
Pintura al óleo del artista Filiberto Montesinos.

ALBERTO LAURO: (Holguín, Cuba, 1959).

Poeta, escritor, periodista. Desde muy joven colaboró como comunicador y guionista de radio y televisión, así como en la prensa y las revistas literarias de su país. Licenciado en Filología Hispánica en la Universidad de La Habana. Ha estudiado además Bibliotecología y Archivología.
En España ha publicado los poemarios Parábolas y otros poemas (Ed. Rondas, 1977), Cuaderno de Antinoo (Ed. Betania, 1994), Cartas no enviadas (Revista Encuentro de la Cultura Cubana, Nos. 51-52), así como las plaquettes El errante e Invocación frente al desierto mar (Ed. Jábega, Madrid 1994 y 1995). En Cuba, todos premiados, Con la misma furia de la primavera (l987), con retratos literarios del autor por Fina García-Marrúz y Manuel Díaz Martínez; y los poemarios para niños Los tesoros del duende (1987) y Acuarelas (l990). Aparece en numerosas antologías de la poesía cubana actual, entre ellas: Hay amor en las manos (Ed. Abril, 1984), Como jamás tan vivo (Ed. Abril, 1987), Tertulia poética (Letras Cubanas, 1988), Andará Nicaragua (1989), Mi madre teje el humo de los días (1990), Un grupo avanza silencioso (UNAM, México, 1990 y La Habana, 1994); Jugando a juegos prohibidos (Letras Cubanas, La Habana, 1992), Provincia del Universo (Ed. Holguín, Cuba, 1993), Poesía Cubana: la isla entera (Ed. Betania, Madrid, 1995), La eterna danza (La Habana, 2000 y 2006), Antología de la Poesía Cósmica Cubana (México, 2001), Poemas cubanos del Siglo XX (Ed. Hiperión, Madrid, 2002), Los frutos del sol (Venezuela, 2003), La paz y la palabra (Ed. Odisea, Madrid, 2003) y en varias ediciones de Nueva Poesía Hispanoamericana (Ed. Lord Byron, Lima; 2003 – 2010); y la de narrativa Más allá del Boom (Ed. Lord Byron, Lima, 2007), entre otras. Figura en las monografías Joaquín Rodrigo (Ferré Editeur, París, 1998), Gina Pellón (Aduana Vieja, Valencia, 2007), Aldabonazo en Trocadero 162 (Aduana Vieja, Valencia, 2008) y en el libro de entrevistas de Carlos Espinosa Todos los libros el libro (Ed. Los Libros de las Cuatro Estaciones, Farmville, Virginia, USA).
Como ensayista literario ha publicado “Eliseo Diego entre la penumbra y la luz” en: A cerca de Eliseo Diego (Ed. Letras Cubanas, 1990); “Mito, insularidad y exilio” en: II Congreso de Poesía Canaria (Ateneo de la Laguna, Tenerife, 1997), y entre sus numerosas críticas de arte destaca “Clara Morera: musa errante” (Revista Hispano Cubana, No.12, Madrid, 2002) y “Julio Matilla: pintor de esencias” (Catálogo, Galería Levy, Madrid, 2002). Sus poemas y colaboraciones aparecen en un centenar de revistas de Cuba, América Latina, Estados Unidos, Francia y España.
Actualmente es colaborador distintos de medios de prensa y publicaciones españolas. Su firma ha aparecido como columnista en el diario La Razón de Madrid. En 2004 obtuvo en España el Premio Odisea con su novela En brazos de Caín, con prólogo de Zoé Valdés. Desde 1993 reside en Madrid donde el Gobierno español le concedió el asilo político primero y la ciudadanía española meses más tarde.
El regreso a la novia de Lázaro de Alberto Lauro es la recuperación de esa única voz –luz primera- que mira sigilosa las líneas zigzagueantes de la arena. Todo arrastra el viento del desierto menos la voz, lacradas huellas bajo el mar (¿negro, azul, rojo?), profundidades humanas, cadencias, elegías, lamentos que regresan para encontrar esa luz, ya resurrecta. Tomando por métrica el quiebre del oleaje, este poeta esconde una sutil sacralidad: pájaros, palmeras, neblinas de atardeceres, evocando a Lezama Lima, Dulce María Loynaz y Eliseo Diego, en un a aciaga peregrinación a los comienzos.

Alberto Lauro no va por la Calzada de Jesús del Monte, no escribe desde un jardín, no recorre su senda ocupado en una mula. Alberto Lauro poetiza el silencio. El viento que respira viene de su visión, su voz de exiliadas lejanías, humedades, crestas, juegos del agua, vaivenes de espuma donde el poeta –sin saberlo- cae al fondo del dolor y realiza el más triste de los viajes, amando la casta oscuridad del derrumbe.

Janette L. Clariond
En estas páginas de vida y muerte, de voces y silencios, desolación y sueños, encontramos la belleza del lenguaje, la elegancia del estilo, la originalidad del genio, elementos que en perfecta armonía, conforman la elasticidad para el misterio de la conciencia más allá de la existencia que sigue siendo plena. Alberto Lauro es alguien que transvasa el límite de lo finito, porque la genialidad siempre lo hace, sobre todo, si como en este caso va acompañada de lo auténtico que, «irreverente o no», se desdobla para dejarnos el legado de lo extraordinario.

Carmenluisa Pinto
Editorial Voces de Hoy
Para residentes dentro de los Estados Unidos
Para residentes fuera de Estados Unidos